captura-de-pantalla-2018-08-29-a-las-16-58-10

El paciente como portador de su información clínica

Los profesionales de la medicina privada debaten sobre los nuevos retos que representa la información clínica para el sector.

Diferentes aspectos sobre la información clínica en el ámbito de la medicina privada fueron motivo de debate durante la sesión que en mayo moderó en el Colegio el doctor en Economía y vicepresidente del Círculo de Salud, Lluis Bohigas. En la jornada, se hizo especial incidencia en cómo hacer posible, desde el punto de vista del médico, la combinación de eficiencia y calidad de la historia clínica siendo el paciente el portador. En el debate, participaron el vocal de la Junta de Gobierno Pere Torner; la jefe del Departamento de Control y Gestión de Asistencia Sanitaria Colegial, Rosa Delgado; el vocal de la Junta de ACES y miembro de la Sección de Seguro Libre del CoMB, Joan Torralba; y la abogada Mercedes Martínez, de la asesoría jurídica del CoMB, que centró su intervención en las cuestiones legales y el entorno normativo de la información clínica.

Un nuevo paradigma

En el debate se analizaron opciones que permiten compartir la información clínica, teniendo en cuenta que, en el entorno de la medicina privada, se debe partir de la base de que el enfermo es el único propietario de su documentación médica y, por tanto, debe ser el administrador y el responsable de decidir qué datos está dispuesto a compartir y con quién lo quiere hacer. Se planteó, además, que los médicos y los centros médicos deberían pasar a ser depositarios de todos los datos e informes que generen y de aquellos que el paciente permita compartir.

Los ponentes propusieron un sistema que permita gestionar la documentación médica del paciente y, al mismo tiempo, que supere las barreras que impiden la integración entre los sistemas de información de salud de titularidades diversas. Otro aspecto importante a tener en cuenta es que la información médica debe estar siempre al alcance del paciente, en el momento y en el lugar donde las necesite.

En definitiva, se trata de que el paciente tenga un papel “activo” a la hora de decidir qué datos comparte y que participe activamente en la toma de decisiones.

Para hacer realidad este nuevo paradigma en el que el paciente es el portador de su información clínica y para poder compartir la información clínica entre centros diferentes, se definieron una serie de conceptos y parámetros imprescindibles:

  • Compartir información clínica homogénea entre organizaciones de salud, pacientes y profesionales debidamente autorizados, mediante un espacio de colaboración que facilite una mejora continuada de la asistencia.
  • Seguridad clínica de los sistemas, de forma que permitan asegurar la continuidad asistencial del paciente.
  • Estandarizar la estructura de los documentos clínicos conforme al formato HL7CDA, a partir de datos o documentos electrónicos facilitados por los sistemas de las organizaciones de salud.
  • Custodio seguro para almacenar y custodiar documentos clínicos aplicando las normas de seguridad y confidencialidad establecidas en el ámbito internacional y estatal en relación con la ley de protección de datos, por parte de la organización de salud y del mismo paciente.
  • Generación de alertas y orientaciones con el propósito de evitar incidencias y de hacer más ágil y segura la práctica clínica de los profesionales.
  • Accesibilidad a la información clínica de cualquier punto de asistencia al paciente, incluso mediante dispositivos móviles.
  • Los sistemas que permiten compartir la información clínica contribuyen a evitar la duplicación de costes, ya que ahorran las repeticiones de pruebas que ya se han hecho anteriormente.

En la jornada, también se incidió en la vertiente más técnica y se analizaron y presentaron aplicaciones que permiten al paciente centralizar la recogida de datos sobre su información clínica. En esta línea, se presentó la aplicación Blue Button Download My Data.

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *