apendicitis

¿Sabrías detectar un ataque de apendicitis?

La apendicitis no avisa, no hay síntomas previos, es imposible prevenir un ataque, y aunque suele darse entre los 10 y los 30 años, puede sorprender a cualquier edad, de hecho, al menos el 5% de la población experimentará un ataque a lo largo de su vida.

El Dr. Raventós, cirujano de Quirúrgica, nos da toda la información necesaria sobre la apendicitis.

¿Qué es exactamente el apéndice?

Según el Dr. Raventós, se trata de un órgano tubular de unos 8-9 cm de longitud situado en la parte inferior derecha del abdomen, y que está conectado con el intestino grueso.

¿Qué función tiene?

“Podría estar relacionado con la inmunidad del intestino, pero no tiene una verdadera función”, afirma el Dr. Raventós. Por esta razón se puede extirpar, ya que el aporte de defensas que proporciona es sustituible.

¿Por qué se produce la apendicitis?

La apendicitis se produce cuando el órgano del apéndice se inflama. Tal y como explica Raventós, “la mayoría de las veces no se detecta una causa evidente que provoque la inflamación, pero se cree que podría ser por la obstrucción de la luz del apéndice, que implica un sobre-crecimiento de los microbios.”

Las otras causas que se suelen barajar son la de un tumor o la de acumulación fecal, esta última originada por un estreñimiento recurrente.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de apendicitis?

No tratar una apendicitis a tiempo puede significar problemas mayores para el paciente, Su principal síntoma es un dolor abdominal intenso, hay que tener en cuenta ciertas características del dolor, como por ejemplo su localización y si viene acompañado de otros síntomas como febrícula, distensión abdominal, vómitos y pérdida del apetito.

El dolor abdominal suele comenzar de manera brusca alrededor del ombligo y en la parte central del abdomen y poco a poco se va extendiendo, llegando a descender a la parte baja, derecha del abdomen. Además, el dolor aumenta al toser o al realizar algún movimiento, y también al ejercer presión en la zona.

¿Qué debemos hacer si sospechamos que sufrimos un ataque de apendicitis?

“Lo más importante es acudir a urgencias, si es posible sin haber comido. Cuanto antes se detecte la apendicitis mejor, ya que en muy pocas horas podría derivar en una peritonitis”, afirma el Dr. Raventós.

¿Cómo se trata una apendicitis?

La cirugía ha sido el tratamiento por excelencia, que ahora se realiza mediante laparoscopia y es necesaria anestesia general. Al realizar sólo unas pequeñas incisiones, el tiempo de recuperación y el riesgo de infección, disminuyen considerablemente.

En los últimos años también, en algunos casos seleccionados, se están tratando con antibióticos en lugar de la cirugía, pero en el 20% de los casos, la apendicitis reaparece.

Si se ha cogido a tiempo y no ha habido perforación, el paciente se recupera rápidamente y puede volver a su rutina habitual en pocos días.

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *