14 de Noviembre, Día Mundial de la Diabetes. ¿Conoces la cirugía metabólica?

La diabetes mellitus es una de las enfermedades más frecuentes del mundo. Es una enfermedad endocrino-metabólica producida por una secreción deficiente de insulina o un mal funcionamiento de esta hormona. Ello produce un exceso de glucosa en la sangre, que conlleva distinta sintomatología según el tipo de diabetes. Con el tiempo, si no se mantiene un adecuado control de la glucosa en sangre, puede producir daños graves en diferentes órganos y partes del cuerpo, como el corazón, los riñones, los vasos sanguíneos, los ojos o los nervios. En España la diabetes afecta a casi 6 millones de personas.  

En la actualidad es considerada como la “epidemia del siglo XXI”, ya que se estima que aproximadamente 642 millones de personas presentarán diabetes en el año 2040. 

La insulina es a menudo uno de los tratamientos empleados para la diabetes, ya sea la diabetes mellitus tipo 1 o tipo 2. La insulina se produce en el páncreas y ayuda a que la glucosa entre en las células del cuerpo para proporcionar energía.

En las personas con diabetes tipo 1 la terapia con insulina es vital para reemplazar la que no se produce en el páncreas. Los pacientes que presentan diabetes tipo 2 en ocasiones necesitan terapia de insulina si con otros tratamientos no han sido capaces de mantener los niveles de glucosa en sangre dentro del rango deseado. Se estima que el 13,8% de la población española sufre de diabetes tipo 2. Además existe una correlación entre diabetes, obesidad e hipertensión arterial.

“En la diabetes tipo 2 la cirugía puede estar indicada”, explica el Dr. Alberto Diez-Caballero, cirujano especialista en cirugía general y digestiva, especialista en cirugía bariátrica y metabólica, y experto en cirugía laparoscópica avanzada y cirugía robótica, del grupo Quirúrgica Cirujanos. “De hecho, su aplicación ha supuesto una revolución en la cirugía digestiva, apareciendo desde hace años el concepto de cirugía de la diabetes o cirugía metabólica, añade. Esta cirugía tiene como finalidad la mejora de la expectativa y la calidad de vida de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2. “En un 70% de los pacientes diabéticos tipo 2 esta patología se asocia a la obesidad” comenta el Dr. Diez-Caballero, “no obstante, la cirugía obtiene resultados muy satisfactorios no sólo en lo referente a la pérdida de peso en los pacientes obesos sino también en la resolución de la diabetes mellitus” afirma. En algunos casos se puede llegar hasta un 76% de resolución global de la diabetes, y un 85% a la mejoría clínica.

La cirugía en el paciente diabético es una cirugía técnicamente compleja que debe realizarse siempre dentro de equipos multidisciplinares. “Es imprescindible un adecuado estudio del paciente que ayudará a una correcta indicación terapéutica y a un mejor resultado médico-quirúrgico” explica el Dr. Diez-Caballero. “La cirugía laparoscópica (cirugía mínimamente invasiva) con o sin asistencia de cirugía robótica permite la realización de cualquiera de las técnicas que hoy en día se emplean siendo nuestra habitual forma de proceder dada la gran experiencia de nuestro equipo en cirugía metabólica por laparoscopia y en otros procedimientos por laparoscopia avanzada como la cirugía bariátrica” añade. Las técnicas empleadas son similares (con pequeñas modificaciones) a las empleadas para la obesidad. Otras técnicas más novedosas son las realizadas en colaboración con equipos de endoscopistas realizando “cirugía con imanes” (SNAP-  Single Neodymium Anastomosis Procedure). “Ello nos permite, en casos seleccionados, ser menos invasivos en los procedimientos quirúrgicos” explica el Dr. Diez-Caballero. El abordaje mínimamente invasivo permite simplificar el curso postoperatorio, mejorando el confort y reduciendo el tiempo de hospitalización sin comprometer los resultados esperados tras la cirugía.

La cirugía metabólica se encuentra dentro del algoritmo general de tratamiento de la diabetes. Está recomendado su uso en los pacientes con diabetes tipo 2 con difícil control médico o en aquellas personas que no pueden llevar de manera correcta su tratamiento médico, esté asociada o no con otros problemas metabólicos y/o con obesidad. El desafío para el equipo multidisciplinar del paciente con diabetes tipo 2 consiste en seleccionar la mejor herramienta médica y/o quirúrgica que produzca el beneficio metabólico deseado en un momento dado de la evolución de la enfermedad del paciente y con una relación riesgo-beneficio favorable. 

El Dr. Diez-Caballero concluye que “con la cirugía se puede lograr un correcto control del nivel de azúcar en sangre evitando en muchos casos el tratamiento médico con insulina u otros medicamentos (antidiabéticos orales) y reduciendo las complicaciones cardíacas, vasculares, renales y oftalmológicas, que se producen derivadas de la diabetes”.

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + dieciocho =