Ejercicio enfermedades cardiovasculares

El ejercicio puede ayudarte a vivir más tiempo

Ejercicio enfermedades cardiovascularesTener los niveles de colesterol y la presión arterial altos o estar ganando peso, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Un estudio demuestra que practicar ejercicio puede reducir el riesgo de sufrir estas enfermedades cardiacas aunque los otros factores de riesgo se mantengan elevados.

Hace unas décadas, se empezaron a vincular algunas condiciones de salud con las enfermedades cardiacas. Por ejemplo, durante el estudio Framingham en 1948, se monitorizaron los estilos de vida de más de 5.200 personas que vivían en Framingham. Fue entonces cuando se determinó que la presión arterial y los niveles de colesterol altos, la obesidad, la edad, el sexo y el tabaquismo tenían impacto en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

A partir de este estudio, se desarrolló la Escala de riesgo Framingham, que calcula la probabilidad de que alguien experimente un ataque al corazón en los próximos 10 años. Sin embargo, en aquel momento no se valoró cómo el ejercicio podía modificar estos números. Estudios posteriores han demostrado que las personas que realizan actividad física tienen un riesgo menor de desarrollar o morir de una enfermedad cardíaca que las personas sedentarias.

Un estudio reciente, realizado por la Universidad de Curtin en Perth (Australia) ha evaluado mejor el papel del ejercicio dentro del estilo de vida. Para ello, cogieron datos existentes de 8.662 hombres y mujeres australianos que, quince años antes, se prestaron voluntarios para evaluar su presión arterial, colesterol, peso y el nivel de ejercicio que realizaban.

Mediante estos números, los investigadores realizaron el Framingham Risk Score de cada participante y los dividieron en tres categorías en función de la frecuencia e intensidad del ejercicio. Posteriormente, los investigadores revisaron el registro de muertes en Australia, que, si se conoce, apunta la causa de muerte.

¿Qué obtuvieron? 211 de los hombres y mujeres habían muerto a causa de enfermedades cardiovasculares durante estos años. Su Framingham Risk Score en la mayoría de los casos era elevado. Pero, como comentábamos, la actividad física también parece desempeñar un papel muy importante. Las personas que hacían menos ejercicio tenían el doble de riesgo de morir de enfermedad cardíaca que los del grupo medio y seis veces más que los del grupo que realizaba más ejercicio.

“Los resultados del estudio no sugieren, por supuesto, que tengamos que ignorar altos niveles de colesterol u otros factores de riesgo”, dijo Satvinder Dhaliwal, profesor de la Universidad de Curtin , quien con Timothy Welborn y Peter Howat , realizó el estudio. Los datos obtenidos pero, sugieren que “la identificación y el aumento de la actividad física puede ser tan importante como la medición y el tratamiento del colesterol y la hipertensión”.

Así pues, lo recomendable es hablar con su médico para que le aconseje un programa de ejercicios. Como mínimo, ir a dar un paseo. Un estudio demostraba que las personas que caminaban a menudo y con un ritmo rápido tenían  más probabilidades de vivir 15 años más que aquellos más sedentarios.

Fuente: http://ow.ly/wzkls

Fotografía: FreeDigitalPhotos.net

Contingut elaborat per l'equip mèdic de Quirúrgica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *