“Tras la operación, les aseguro que he ganado una vida normal”

“En mayo de 2012, con 40 años de edad y 130kg de peso, mi salud ya empezaba a resentirse seriamente: tensión arterial alta, apnea del sueño, ronquidos inhumanos, migrañas constantes, molestias en piernas y espalda… y problemas más graves acechando, como la diabetes. Así que pensé que era el momento ideal para tomar una decisión radical contra mi obesidad mórbida.

A pesar de mil y una dietas fallidas desde bien joven, con las que pude llegar a perder algunos kilos pero que después siempre terminaba recuperando, me decidí por la cirugía bariátrica. Me recomendaron hablar con el doctor Díez-Caballero, y me inspiró la confianza y la tranquilidad suficiente para ponerme en sus manos.

En septiembre de 2012 me operé. Todo salió perfecto. Con el paso de los meses, llegué a perder 55kg, y hoy estoy estabilizado y muy feliz pesando sólo 75kg. Eso sí, voy al gimnasio con frecuencia y controlo un poco lo que como, pero mi calidad de vida ha aumentado de manera sobresaliente: ya no tengo la tensión alta, tengo menos migrañas y molestias musculares, ¡y hasta he dejado de roncar!

Tras la operación, les aseguro que he ganado una vida normal, en la que puedo comer y asistir a eventos con total normalidad, entrar en cualquier tienda de ropa con ilusión, salir de viaje o de excursión sin miedo a hacer el ridículo por no poder seguir el ritmo de los demás… Todo lo que hasta ahora eran quebraderos de cabeza por culpa de mi obesidad, han desaparecido. Sin duda, y aunque suene a broma, ¡me he quitado un gran peso de encima!”

J. Antonio Parra

A. Parra

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *