Cirugía de la hernias y eventraciones

hernia

¿Deben operarse las hernias y eventraciones?

Se denomina eventración a una hernia que se presenta en la zona de herida de una operación anterior, habitualmente sobre el abdomen. Habitualmente, se recomienda procedimiento quirúrgico, ya que se tratan de patologías causadas por un defecto muscular.

El fin es corregirlo definitivamente, con el objetivo de evitar que reaparezcan.

Nuestra experiencia en el campo de las hernias evidencia que el tratamiento más adecuado es la hernioplastia sin tensión: subsanar la hernia con prótesis con el objetivo de fortalecer el defecto en la pared abdominal con seguridad.

Hoy en día, la técnica quirúrgica es mínimamente invasiva, lo que ayuda a obtener un postoperatorio más cómodo y poder reincorporarse a la actividad habitual de forma rápida. Si por el contrario, se pospone la intervención durante años, la hernia será de mayor tamaño, por lo que requerirá una intervención más agresiva.

Hernioplastia sin tensión

La operación de hernia y eventración puede llevarse a cabo con cualquier tipo de anestesia y ésta dependerá de otras patologías que ya tenga de base el paciente.

La filosofía de esta cirugía se fundamenta en curar de forma definitiva, consiguiendo en nuestros consultorios una tasa de reaparición de la hernia menor al 1%. Además de la curación definitiva, debe combinarse con resultados estéticos óptimos, con heridas quirúrgicas pequeñas y suturas cutáneas propia de la cirugía estética.

¿Se puede realizar por laparoscopia?

Sí.

La cirugía laparoscópica es la mínimamente invasiva. En Quirúrgica contamos con un amplio equipo de profesionales con la formación y los medios imprescindibles para llevar a cabo una operación a través de laparoscopia, ya sea de la hernia inguinal como de la eventración.

Una evaluación cuidada de cada paciente será la manera de definir la técnica más adecuada a cada caso. De entrada, las personas candidatas a laparoscopia son pacientes con una hernia inguinal recidivada o con hernia bilateral.

En referencia a la eventración, si ésta es de tamaño pequeño o mediano, esta técnica alcanza resultados extraordinarios.

En ambos casos, se coloca una malla igualmente, a través de 3 incisiones de aproximadamente 1 cm.

Prevención de estas enfermedades

Aunque la herencia genética y el empeoramiento de la pared abdominal con la edad son factores clave en el desarrollo de hernias y eventraciones, existen algunos hábitos poco saludables que pueden causar la aparición de estas patologías.

Entre estos hábitos, encontramos:

  • Realizar esfuerzos físicos, como levantar pesos de una forma repentina y sin control
  • Obesidad
  • Tos crónica de los fumadores
  • Estreñimiento, etc.

Llevar a cabo una vida saludable y practicar ejercicio es fundamental para evitar la aparición de estas enfermedades.

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica