La cirugía ayuda a controlar la diabetes tipo 2 durante años

La cirugía bariátrica puede mejorar la vida de los pacientes obesos con diabetes tipo II a largo plazo, según un estudio de los investigadores de la Cleveland Clinic.

El estudio muestra que incluso años después, la cirugía ayuda a los pacientes a controlar la enfermedad y reduce su dependencia a los medicamentos. Para ese estudio se analizaron 150 pacientes obesos con diabetes tipo II que recibían medicación para controlar su patología.

Se formaron tres grupos. A cincuenta pacientes se les realizó un bypass gástrico y a otros cincuenta una gastrectomía en manga. Estos procedimientos son mínimamente invasivos, reducen el apetito y aumentan la saciedad, lo que supone una pérdida de peso mediante la reducción de la ingesta de calorías. Al tercer grupo sólo se les recetó medicación y recibieron asesoramiento intensivo en todo el proceso.

El fin de la insulina

Después de tres años, el 90-95% de los pacientes que fueron intervenidos de cirugía bariátrica no tuvieron que seguir administrándose insulina y muchos pudieron dejar de tomar medicación para su diabetes. En cambio, aproximadamente el 55% de los pacientes que no estaban en el grupo de operados, necesitaron seguir con la insulina.

El 35% de los pacientes que se sometieron a la cirugía lograron una remisión de tres años de la diabetes y mucho mejor control del azúcar en sangre. Ninguno de los pacientes sólo medicados alcanzaron la remisión y tampoco mejoraron de igual forma su nivel de azúcar en sangre.

Igualmente, los pacientes que se sometieron a la cirugía bariátrica también registraron una menor necesidad de tomar medicamentos para controlar su presión arterial y colesterol. Además, experimentaron una pérdida de peso cinco veces mayor que aquellos que sólo se habían medicado.

Beneficios duraderos en el tiempo

“Este estudio revela que la cirugía bariátrica es más efectiva para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en pacientes con obesidad severa y moderada en comparación con la terapia médica”, comenta Sangeeta Kashyap, uno de los principales investigadores del estudio.

Además, en cuanto a calidad de vida, los pacientes reportaron mejoras significativas en cinco de las ocho áreas mentales y físicas en el caso de los operados mediante bypass gástrico y en dos de las ocho en los intervenidos por gastrectomía en manga. Sin embargo, en los que sólo se tomaron medicación no se detectó mejora.

 

Fuente: Cleveland Clinic

Foto: Pixabay

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *