ivforumqca

Nuestra valoración del IV Fórum Quirúrgica

Ha tenido lugar el IV Fórum de Quirúrgica y ahora toca hacer un análisis de cómo ha ido y de valorar su idoneidad.

Cuando lo diseñamos, lo hicimos con la voluntad de seguir fieles a los criterios que nos marcamos en el primer Fórum y que eran los de tratar temas que fueran de interés para todos los médicos que nos dedicamos, total o parcialmente, a la privada. Básicamente, temas de estructura o de gestión. Posteriormente hemos visto que también era de interés para los directores médicos y algunos gerentes de centros médicos y de aseguradoras, lo que nos indicó que en el mundo de la medicina privada se necesitaba un punto de encuentro, un “Meeting point” donde tratar estos temas más allá de las reivindicaciones o reclamaciones de unos y otros. Todo ello, con el convencimiento de que el futuro de esta medicina pasa porque todas las partes implicadas participen de un proyecto común beneficioso para todos.

Dicho esto, creo que los dos temas que hemos escogido esta vez era necesario tratarlos. Era su momento por muchos motivos y últimamente aparecían con frecuencia en periódicos, revistas especializadas y en las tertulias de los diferentes medios de comunicación. Y lo eran porque de su tratamiento depende en gran parte el futuro de nuestros equipos o sociedades.

Hay carencia de médicos y médicas tanto en la pública, como es patente en las manifestaciones reivindicativas de estos días, así como en la medicina privada. Las razones son bien conocidas por casi todos y no seremos reiterativos, pero sí hemos querido tratar una cuestión que directa e indirectamente se pone de manifiesto ahora y se pide su mejora. Hablamos de la imposibilidad de dedicar horas a la vida familiar o en otras actividades sociales o deportivas, o simplemente no hacer nada y descansar. Esto es, cada vez más a menudo, motivo de denuncia y se solicita la conciliación con la actividad profesional. Quienes ya somos mayores hemos vivido una época en que los objetivos profesionales los anteponíamos al resto de cosas y, o bien teníamos que cubría nuestras ausencias, o se hacía evidente su carencia.
Con la feminización de la medicina, y también con una filosofía diferente, que ahora es conocida como propia de los “Millennial”, se ha agravado este aspecto y se hace necesario tratarlo. Si se pone sobre la mesa, probablemente se encuentren algunas soluciones.
Este ha sido el tema de la primera mesa, que ha ido muy bien aunque se ha notado la falta de algunos tertulianos que en principio pensábamos que también podían aportar mucho a la discusión. Ha faltado tiempo y el tema da tanto de sí que merecería un Fórum entero para él solo.

La segunda mesa yo diría que era obligada. ¡Quien no habla de “transformación digital”! Es evidente que la revolución tecnológica que estamos viviendo es algo más que la digitalización, pero esta expresión quiere englobar este nuevo mundo que de manera muy rápida nos está cambiando nuestra manera de relacionarnos, de cómo utilizamos los nuevos recursos energéticos e informáticos, y de cómo utilizamos eficazmente todo lo que los datos tratados por potentes “computers” nos dan.
La mesa reunía a unos tertulianos excepcionales, y particularmente me siento muy orgulloso y feliz de haber conseguido que todos ellos participaran en nuestro Fórum. No diré nada más. Los que asistieron, vale la pena que lo recuperen. Los que no pudisteis estar, no os lo perdáis. No diré nada más.

Quiero hacer referencia al formato utilizado y la sede elegida. Pretendíamos ser innovadores, rupturistas: buscábamos una manera diferente de desarrollar los temas. A mí personalmente no me ha disgustado el hecho de que uno de los tertulianos nos hiciera una puesta al día del tema y así entrar posteriormente a una conversación de café. Es mejorable, pero con quien he hablado es mayoritaria la valoración positiva. Como en toda “tertulia” siempre hay quien habla más y quién dice más cosas con pocas palabras. Forma parte de la misma y también fue bueno que algunos de los asistentes participasen.

La “sede” creo que ha sido un acierto. Esta sala era desconocida para muchos y a mí me enamoró en cuanto la conocí. Ayuda al habla tranquila y permite colocar la mesa de los tertulianos en medio de todos. El Palau siempre es una apuesta segura, y lo es más por las facilidades encontradas, por eso mi agradecimiento a todos ellos y ellas.
Cuando lo preparábamos comenté que buscaría algún director vinculado al Palau para hacer la clausura, y a la pregunta de para qué razón, dije que sería fantástico que al final nos hiciera cantar, dado que estábamos en la Sala de Ensayo de los coros del Palau. ¡Fue fantástico! Como también lo fue el discurso de clausura. Muchas gracias Xavier.

Tampoco quiero olvidar aquí mi agradecimiento a todo el mundo de Quirúrgica, que han hecho posible el Fórum. Y muy especialmente a la más joven de todos: Laia cambió el teléfono por la guitarra y con una voz maravillosa nos dio una sorprendente bienvenida.

Bien. Todo esto ha sido en cuatro líneas el IV Fórum. Para mí ha sido una gran satisfacción responsabilizarme del mismo.

Un abrazo,

Joan Torralba

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *