“Pude hablar de mis miedos e inquietudes y me sentí muy arropada”. Nueva Unidad de Acompañamiento Emocional Quirúrgico

El estado emocional del paciente influye en los resultados de su intervención quirúrgica.

Mª Angels es una paciente muy especial. Fue operada de una eventración por el Dr. Sáez, de Quirúrgica. Ella había pasado por 14 intervenciones, y casi todas, muy traumáticas por distintas razones.

En este artículo, conocemos cómo la ayudó la nueva Unidad de Acompañamiento Emocional Quirúrgico.

 

Mª Angels ha sufrido un cáncer, ha tenido una vida con muchas cirugías muy duras, ha sido una lucha compleja, y entrar en quirófano no ha sido fácil, nada fácil.

Las últimas 13 intervenciones han sido muy frustrantes, con mucho miedo y estrés. Me he sentido muy sola; siento que soy una persona muy valiente, y no me atrevía, no veía la necesidad de pedir ayuda, no la intuía. Yo le comunicaba al médico mi miedo, le explicaba que cuando entraba en quirófano lo pasaba realmente mal, y los médicos siempre me decían: “Tranquila, esto es fácil, esto es sencillo… no te pongas nerviosa”, pero todo esto a mí no me ayudaba, incluso antes de entrar en quirófano he tenido ataques de angustia.

Parece que los profesionales sanitarios muchas veces le damos “normalidad” a algo que no es del todo “normal”.

Exacto, yo entiendo que lo que sentimos los pacientes muchas veces es difícil de entender, “has de ser valiente” me decían los Doctores, pero el sufrimiento sigue intacto.

Esta última vez con Quirúrgica ha sido del todo distinta. Recibí un e-mail en el que hablabais de vuestra nueva Unidad y me informé en la web. Pensé “Ostras, es la primera vez que alguien me entiende, entiende lo que a mí me está pasando, entiende lo que yo estoy sintiendo”.

Fue entonces cuando descubrí que no me pasaba únicamente a mí; si Quirúrgica estaba ayudando a personas con miedos a la intervención quirúrgica, quería decir que yo no era la única.

Así pues, para mi última intervención, le pedí al Dr. Sáez de Quirúrgica que quería recibir la ayuda emocional y para mí fue bestial. Sólo te digo una cosa, cada vez que me operaban me pasaba una semana sin dormir, y con vuestra ayuda esta vez no tuve problema.

¿Cómo fue el proceso?

El antes fue muy importante porque pude hablar de mis miedos e inquietudes y me sentí muy arropada. Después de la intervención, también me acompañasteis muchísimo y estuvisteis conmigo.

Pienso que lo más importante es la empatía, que se preocupen por cómo estás y se pongan en tu lugar. Todo el equipo, y especialmente Anna M., siempre me habéis preguntado cómo estaba, me habéis hecho sentir que lo primero es la persona.

Cuando todavía no conocías este servicio, ¿qué buscabas realmente?

Buscaba ayuda, ayuda emocional, y nunca me había atrevido a pedirlo.

Y con Quirúrgica, ¿has encontrado lo que buscabas?

Sí, con todas las palabras, y espero que continuéis haciendo esta labor. Además yo siempre pienso que aquí no he acabado, porque tengo clarísimo que para una próxima intervención quiero veros, quiero estar con vosotros.

 

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *