¿Cómo afecta el COVID-19 al calendario de cirugías? Todo lo que hay que saber

*El equipo de Quirúrgica Cirujanos Asociados garantiza que es seguro someterse a una intervención en estos momentos aunque, para reforzar la seguridad, solo se están realizando cirugías de carácter urgente.

*La clínica está reorganizando toda la agenda para, una vez que pase la alerta, poder practicar las cirugías aplazadas a la mayor brevedad posible.

Más allá de la crisis sanitaria del covid-19 que afecta al sector médico-social, los servicios y pacientes de otras patologías están sufriendo consecuencias colaterales del estado de alarma, que obliga al confinamiento y a mantener parada cualquier actividad que no sea imprescindible. Básicamente, se están retrasando todas las intervenciones quirúrgicas y consultas no urgentes.

En estas circunstancias, los equipos especializados se han visto obligados a suspender y aplazar todas las intervenciones previstas en estos días que no son urgentes. En este panorama excepcional, el prestigioso equipo de Quirúrgica Cirujanos Asociados ha querido aclarar una serie de dudas que los pacientes están planteando con especial insistencia en estos días. Para cualquier información adicional, los profesionales sanitarios del grupo están a su disposición.

Ahora mismo, ¿es seguro someterse a una intervención? 

Sí, es seguro. Pero, para reforzar en estos momentos las garantías, las cirugías que se están realizando son solo y únicamente las de carácter urgente que no pueden beneficiarse de un tratamiento conservador. Así, los centros sanitarios están reorganizando sus agendas para poder, en un futuro, atender todas las intervenciones que no se han podido realizar estas semanas. También las cirugías oncológicas que, en el caso de retrasarse, podría influir de forma negativa en la evolución de la enfermedad. Es decir, que dejamos en planificación solo las intervenciones que son indispensables para la salud y vida de los pacientes. Y, en estos casos, se están tomando las máximas medidas de prevención. 

¿Cuáles son estas medidas?

Consisten en tratar a todos los pacientes como si fueran positivos de COVID-19, con todas las medidas de protección que tenemos a nuestro alcance: EPIs, elección de técnicas quirúrgicas que reduzcan el tiempo de quirófano y la mínima exposición entre médico y paciente. 

Actualmente, ¿los pacientes se muestran más inquietos ante la perspectiva de una cirugía?

Si se operan ahora es porque no les queda otra opción. Pero, aun así, se añade un factor más de miedo o angustia por la situación que se está viviendo. 

¿Cómo se puede tranquilizar al paciente en este contexto?

Hablando, explicando, siendo más claros y transparentes que nunca. La información siempre es primordial, pero en estos momentos lo es aún más. 

En Quirúrgica Cirujanos Asociados hay una unidad de apoyo al paciente. A partir de ahora, ¿también integra pautas y protocolos especiales para adaptarse al clima de alerta por coronavirus?

Está claro que la situación actual influye en el estado emocional del paciente, somos totalmente conscientes de ello y hemos tomado medidas al respecto. Los responsables de la unidad de acompañamiento emocional quirúrgico están integrando el tema COVID a sus protocolos de apoyo. Y resulta muy bueno para el paciente.

¿Cuáles son los riesgos a los que se enfrenta un quirófano actualmente?

Como pasa en cualquier lugar, sea público o privado, el riesgo añadido en estos momentos es la posibilidad de contraer la COVID-19, pese a que se toman todas las medidas al alcance. En el caso de operar a un paciente positivo de COVID-19, podría suponer un peor pronóstico para la recuperación, ya que, además de las complicaciones específicas que podría suponer una cirugía, se añadirían las posibles complicaciones propias del COVID, como la neumonía.

Entonces el ‘calendario quirúrgico’ se ve afectado.

Obviamente, como se ha comentado antes, todas las patologías benignas o que no requieren ningún tipo de urgencias no se están operando y, por lo tanto, quedan aplazadas hasta nuevo aviso, cuando la situación sanitaria y las instituciones lo permitan. Esto hace que se esté creando una lista de espera que va creciendo día a día a nivel generalizado. Ya prevemos que los primeros meses tras la recuperación tendremos más carga asistencial que antes. Desde las clínicas nos tendrán que dar salidas para poder asumir las cirugías que han quedado pendientes y las que vayan saliendo. También nosotros, como equipo de cirujanos, pondremos todos los recursos necesarios para intentar que el colapso no llegue a suceder.

¿Qué impacto crea sobre el ánimo de los pacientes este retraso en su intervención?

Todo depende de la patología a tratar y los síntomas que les pueda estar ocasionando. Pero, en general, están angustiados y preocupados por no saber cuándo se retornará a la normalidad y, en su caso, cuándo podrán ser curados o mejorar el estado de su patología. 

¿Hay alguna previsión de cuándo volverá a la normalidad la asistencia en hospitales y, por tanto, la posibilidad de operarse?

La previsión es algo incierta aún, aunque esperamos que en las próximas semanas se pueda ir reactivando la actividad, que tendrá que ser de forma muy progresiva. 

Contenido elaborado por el equipo médico de Quirúrgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *